Los elefantes y la prevención del cancer

Es bien conocido que el cáncer se debe a mutaciones genéticas que promueven el crecimiento indiscriminado de células anormales El organismo cuenta con un mecanismo de defensa reparando y eliminando a esas mutaciones, Una de las proteínas encargadas de dicha función de reparación se denomina proteína p 53 Cuando este sistema de defensa es superado por el desarrollo de las células anormales deviene el desarrollo de canceres clínicamente manifiestos

Cabría pensar que mientras más células tenga un organismo, y más tiempo viva, más probabilidades de desarrollar mutaciones y diferentes cánceres Sin embargo, el médico y epidemiólogo Richard Peto en el año 1971 demostró lo que luego se conocería como «La paradoja de Peto» ésta paradoja hace referencia a la probabilidad inversa que existe entre el peso y longevidad de los organismos vivos y el desarrollo de cáncer Los elefantes y las ballenas por ejemplo no suelen padecerlo mientras que los seres humanos si, aunque con menos probabilidad que los ratones, por ejemplo pero, ¿Por qué?

¿Por qué los elefantes no contraen cáncer?

Los elefantes usan 20 copias de un gen clave para combatir el cáncer, y los humanos solo uno.

Para los elefantes, al menos, parte de la respuesta puede ser el asombrosa cantidad de 20 copias del gen protectot p 53 Esas copias, cada una con dos variaciones llamadas alelos, producen un total de 40 proteínas, en comparación con la copia única de los humanos (y la mayoría de los animales) que producen dos proteínas.
La investigación publicada recientemente en el journal Molecular Biology and Evolution profundiza en cómo las mayor cantidad de copias de los elefantes ofrecen ventajas para combatir el cáncer
El trabajo «abre muchas posibilidades nuevas para estudiar cómo las células se protegen de un genoma dañado, tanto en elefantes como en humanos», dice el coautor del estudio Robin Fåhraeus oncólogo molecular del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia.

Sin la acción de p 53 el cáncer puede evolucionar fácilmente en más de la mitad de todos los cánceres humanos, la función del gen se ha perdido debido a mutaciones aleatorias del mismo. Esto abre las «posibilidades emocionantes para explorar nuevos enfoques poderosos para la protección contra el cáncer en humanos», agrega dice Sue Haupt bióloga celular del Centro de Cáncer Peter MacCallum en Australia.

«Los elefantes, con su baja incidencia de cáncer se han convertido en un recurso sorprendente en la investigación del cáncer humano para comprender la respuesta celular intrínseca al daño del ADN»
Virginia Pearson, viróloga del Fox Chase Cancer Center, que no participó en el estudio, dijo “Esta es una publicación de suma importancia».

Este avance enfatiza la importancia de continuar apoyando la investigación básica en sus diferentes ramas para su aplicación futura al beneficio de la salud humana.

Fuente
Monikaben Padariya The Elephant Evolved p 53 Isoforms that Escape MDM 2 Mediated
Repression and Cancer Molecular Biology and Evolution Volume 39 Issue 7 July 2022